Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
“Vivir en Kagoshima ha sido una de las mejores experiencias de mi vida”
Entrevista a Daniella Matzuda Ynouye becaria universitaria 2019 de Perú Kagoshima Kenjinkai
miércoles, 20 de enero de 2021 | 4:36 PM
“Vivir en Kagoshima ha sido una de las mejores experiencias de mi vida”
Galeria Imagenes

Por: Ciria Chauca Falconí

Daniella Matzuda Ynouye, peruana descendiente de japoneses, en marzo del 2019 viajó a Japón como becaria universitaria de la prefectura de Kagoshima. Volvió a Lima en febrero del 2020. En diálogo virtual con Perú Shimpo, asegura que los 11 meses de vivir en la tierra de sus antepasados ha sido una de las mejores experiencias.

Gracias a la beca cultural ha crecido como persona y profesional. “Me ha permitido auto descubrirme, replantear mis metas personales y potenciar mis habilidades”.

Bachiller en Ciencias de la Comunicación, especializada en Marketing y Publicidad, ha estudiado en la Universidad de Kagoshima. Tuvo la oportunidad de hacer trabajos de campo. Una de las muchas actividades universitarias le ha enseñado que “debemos ser un poco más empáticos y conscientes sobre las realidades que viven otras personas”.

¿Cómo han sido los 11 meses de vivir en Kagoshima como becaria?

Considero que ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. Tuve la oportunidad de conocer excelentes personas y hacer muy buenos amigos. Vivir en Kagoshima me ha permitido experimentar otro estilo de vida al que yo no estaba acostumbrada en Lima. Aquí vivía un ritmo de vida más acelerado y rutinario. Por el contrario, Kagoshima es una ciudad pequeña de provincia, ubicada al extremo sur de la isla principal de Japón, súper tranquila, rodeada de naturaleza, segura, ordenada y limpia. Al inicio me sorprendió la tranquilidad de la ciudad, el no escuchar bulla en las calles, que de noche no hay tanta iluminación y esté todo silencioso, pero luego te acostumbras y hasta te gusta ese ritmo relajado de la ciudad. Esa tranquilidad al inicio daba miedo, pero luego ya sabes que la ciudad es muy segura, uno podía caminar de noche sola y todo era muy tranquilo. El tema de la seguridad y el orden es algo que debo resaltar ya que estos son puntos importantes que contribuyeron que para mí fueran 11 meses de menos estrés. Adicional, el vivir sola también ha sido una experiencia muy enriquecedora, me ha ayudado a madurar. 

Así mismo, el estudiar nuevamente en la Universidad de forma diaria fue una experiencia refrescante, sobre todo porque estaba dedicando mi tiempo a aprender un idioma nuevo, el japonés. Todas las mañanas tenía clases de japonés en el centro de idiomas de la Universidad y estudiaba junto con otros estudiantes de intercambio, nos ponían por niveles. Esto me dio la oportunidad también de hacer amigos de otros países. 

Agradezco mucho la oportunidad que recibí a través de la Beca porque no solo me permitió crecer profesionalmente sino también como persona. Considero que esta experiencia me ha permitido auto descubrirme, replantear mis metas personales y potenciar mis habilidades. 

¿Tus estudios en la universidad de Kagoshima estuvieron relacionados a Ciencias de la Comunicación?

Mis estudios estuvieron relacionados al idioma japonés y adicional pude pertenecer al seminario de desarrollo comunitario de la Facultad de Ciencias Sociales. El seminario estaba enfocado a conocer de cerca los problemas que pueden estar atravesando las diferentes comunidades de Kagoshima y encontrar posibles soluciones a estas. Tuve la oportunidad de hacer trabajos de campo, visitamos escuelas para dar charlas, ciudades aledañas y realizamos actividades de intercambio con estudiantes de otros países. De hecho, este seminario me enseñó a que debemos ser un poco más empáticos y conscientes sobre las realidades que viven otras personas. Vivimos a veces muy ajenos a lo que sucede en otras ciudades o comunidades y no somos conscientes de que desde nuestra condición a veces tenemos el tiempo y también las herramientas que ellos necesitan para poder ayudarlos a superar ciertos obstáculos. 

En cuanto a las clases de japonés, como mención anteriormente, teníamos clase todos los días para reforzar gramática, lectura y conversación. Antes del inicio del semestre te hacen una entrevista para ver tu nivel y en base a eso te colocan en la clase correspondiente. 

¿Lograste reconectarte con tus raíces?

Logré aprender más sobre la cultura japonesa y entender el porqué de muchas costumbres que tenían en mi familia y en la colectividad cuyo origen no tenía idea. 

Dicen que es mejor vivirlo a que te lo cuenten jaja, puedo dar fe de eso. Honestamente creo que más que reconectarme con mis raíces, fue reconectarme conmigo misma. Sin embargo, considero que pude aprender más de mis orígenes como Nikkei, hoy puedo decir que me siento más familiarizada con la cultura. Además, también pude aprender bastante sobre la cultura japonesa, tanto que hasta me compré un libro para poder entender mejor la cultura y la forma de pensar de los japoneses. Esto último porque pues los occidentales tenemos una forma de comportarnos totalmente diferente a los orientales y pues al llegar allá no estaba tan preparada para ese choque cultural. Pero el choque cultural es parte de la experiencia, luego ya te adaptas y te acostumbras a esa nueva realidad.

Algo que destaco mucho de la experiencia son las costumbres y tradiciones que aún se mantienen en el tiempo, como la celebración de sus matsuris en verano, el uso del yukata, ver los fuegos artificiales, año nuevo, Hanami, entre otros. Otra cosa que llamó mucho mi atención fueron los templos budistas y sintoístas, yo no tenía idea de qué diferencia había entre una religión y la otra, pero pude aprender un poco más sobre ellas viviendo en Japón. 

¿Has reforzado tu identidad?

Se reforzó más mi identidad como peruana, yo parecía embajadora de la marca Perú con mis llaveros de llamita de lado a lado, hablándole de mi país a todos los que se me cruzaban e invitándolos a visitarme. Esto también porque pues a pesar de ser descendiente japonés allá yo era una extranjera más, era la peruana y la verdad es que yo me sentía muy orgullosa de serlo, todos decían que querían conocer Perú, ir a Machu Picchu y yo encantada. Sin embargo, considero importante mencionar que hoy en día sí me siento más cercana a la cultura japonesa comparado con antes de viajar, y creo que es más por la oportunidad de haber vivido allá y experimentar todo de cerca. Hoy quizá tenga más facilidad y seguridad para entablar una conversación sobre Japón, porque es un país que ya conozco, ya no es solo una idea construida en mi imaginación en base a lo me contaron mis familiares y amigos. 

¿Ahora te dedicas a Ciencias de la Comunicación?

Afortunadamente a pesar del contexto en el que nos encontramos actualmente, se me presentó una oportunidad laboral y la tomé así es que regresar a trabajar en el rubro de publicidad, y actualmente me desempeño como ejecutiva de cuentas en una agencia de publicidad digital.

Estuviste en Japón hasta la segunda quincena de febrero, ¿en Kagoshima, además en otras prefecturas, ya se presentaba el contagio de coronavirus?

En realidad, hasta mi último día en Kagoshima no se había presentado todavía ningún caso de Covid-19 en esa prefectura. Sin embargo, sabía que en otras ciudades ya había presencia del virus. 

¿Tu retorno a Lima tuvo alguna complicación como consecuencia del coronavirus?

Felizmente no tuve ningún problema ya que pude regresar antes de que en Perú tomaran la decisión de cerrar las fronteras. 

¿Te sorprendió el inicio del estado de emergencia en el Perú?

Quizá nosotros nos confiamos pensando en que el virus no llegaría a afectarnos a tal magnitud, y que traspasaría fronteras tan rápidamente. Sin embargo, al confirmarse el primer caso en el país se podía esperar que se de inicio al estado de emergencia, ya que el problema se había elevado a una escala mundial. 

En Lima, en las acciones para evitar el contagio de Covid-19, ¿has puesto en práctica alguna nueva experiencia que has vivido en Japón?

Quizá el distanciamiento social, ya que allá uno se acostumbra a evitar el contacto físico, nadie se saluda con beso ni abrazo, es muy raro. Considero que en ese punto no me siento muy afectada, puedo decir que hasta me siento cómoda por no tener que saludar a las personas haciendo uso del contacto físico. Otro punto podría ser el uso de mascarillas, el sacarse los zapatos en la entrada de la casa. 

¿Cómo vives estos 10 meses de estado de emergencia?

Bueno, creo que para la gran mayoría de personas ha sido una temporada un poco complicada y atípica; sin embargo, algo que puedo rescatar de la situación es que personalmente me ha permitido reflexionar sobre varios aspectos de mi vida, temas que quizá hubiera pasado por alto si no hubiera estado encerrada 24/7. Entonces he tratado de sobrellevar la situación como me es posible, sin exigirme demás y ser más compasiva conmigo, entender y aceptar que es la situación que nos toca vivir. 

¿Estás en comunicación con Perú Kagoshima Kenjinkai?

Sí, estoy en constante comunicación, ya que este año formo parte de la directiva del Kenjinkai.

Virtualmente, ¿te reúnes con los jóvenes de esta institución?

Nos reunimos no solo los jóvenes sino los adultos, en realidad las actividades que estamos realizando son para todas las edades. Estamos en una situación en la cual es cualquier oportunidad de reencontrarse, aunque sea de forma virtual es valiosa para nosotros. Por ello, así sea una vez al mes, tratamos de realizar actividades para que los socios se mantengan activos y continúen en contacto con nosotros. Adicional, buscamos que las actividades sean también beneficiosas para ellos durante esta coyuntura. 

¿Cómo será el futuro de Perú Kagoshima Kenjinkai?

Apuntamos a seguir consolidándonos como institución y seguir contando con el apoyo y participación de todos nuestros socios, ellos son la razón de ser del Kenjinkai. Es por ello que cómo comentaba previamente, nosotros seguimos realizando actividades aunque sea de forma virtual. Nosotros tratamos de adaptarnos a las circunstancias para poder continuar alimentando la relación que tenemos con ellos y además continuar aportando a sus vidas ya sea como una fuente informativa, de entretenimiento, de educación, etc. 

De la pandemia por Covid-19, ¿qué es lo que más te ha impactado? 

No sé si decir que me ha impactado, pero creo que se ha puesto más en evidencia en todo el contexto que hemos estado viviendo el hecho de que muchas veces actuamos priorizando nuestros intereses personales sobre los intereses colectivos. Se ha puesto en evidencia lo poco conscientes que somos de nuestras acciones y cómo estas pueden afectar a las personas que viven a nuestro alrededor, por no decir a una sociedad completa. Esto es algo que sucede en el día a día, no solo durante la pandemia. Somos lo que hacemos, obtenemos lo que cosechamos. 

Dato

Daniella Matzuda Ynouye es hija de Coco Matzuda (+) y Mary Ynouye. Desde hace cuatro años forma parte de Perú Kagoshima Kenjinkai. Ahora integra la directiva institucional.

Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso