Año de la inversión para el desarrollo rural y la seguridad alimentaria

Version Bilingüe
64 Años: diario de Bandera de la Colectividad Nikkei

Regresar
Tianxia, el nuevo orden mundial según China
martes, 18 de mayo de 2021 | 4:30 PM
Tianxia, el nuevo orden mundial según China

Por: Milagros Tsukayama

China se convertirá en la mayor economía del mundo en menos de diez años y destronará a su eterno socio-competidor Estados Unidos. China fue la única economía importante que registró un aumento de su PBI durante el 2020, el país que mejor ha manejado la pandemia siendo el “país cero” y la que registra a la fecha más patentes que Estados Unidos y Europa juntos, como menciona El Economista de México. El poderío económico que ahora ostenta el llamado «Dragón Asiático» es gracias a su soft power que prioriza la cooperación sobre la coercion. Bajo este esquema, China retoma el tianxia, un milenario concepto que se refiere a un ideal de gobierno y que significa «todo lo que hay debajo del cielo». 

¿Por qué «China» se escribe así?

Los caracteres chinos para «China» se leen Zhongguó, que significa «País del Centro», porque la antigua China se consideraba el centro del mundo civilizado. Siendo cuna de 56 etnias repartidas en su vasto territorio, China estableció el sistema tianxia en la dinastía Zhou (1046 - 256 a.C.) con el que mantuvo la paz por 800 años en su territorio. Tianxia se refiere a «lo que está debajo del cielo», es decir, comprende las tierras, el espacio y el área designados divinamente para el emperador, considerado el hijo del cielo o Tianzi.  

El tianxia no solo marcó la praxis de las relaciones diplomáticas entre la antigua China y el resto del mundo, sino que ejerció una gran influencia en los países de Asia Oriental. Por ejemplo, en Japón, los kanjis de «emperador» significan «emperador del cielo» (Tenno). 

El mundo es Tianxia

Para Occidente, el mundo es la suma de estados; mientras que para China, el mundo es un todo. Según Zhao Tingyang, autor de Rethinking Empire from a Chinese Concept ‘All under- Heaven’(Tian-xia), el tianxia tiene 3 ideas centrales: los problemas de la política mundial se resuelven con un sistema universalmente aceptado, este sistema debe beneficiar a todos y debe además generar armonía universal. 

El pilar del tianxia o «todo lo que hay debajo del cielo» es la familia, copiando la armonía que existe en su seno y que permite la convivencia, lo que se traslada en política como paz y cooperación universal. Para el tianxia nadie puede ser excluido y nada es considerado “extranjero” o “pagano”. Este concepto se basa en una triple dimensión geográfica (la tierra), psicológica (sentimiento popular) y política (institucionalidad mundial). El sistema mundial que propone el tianxia se caracteriza por la armonía y cooperación sin hegemonía. Se busca el interés común sobre el individual.

Tianxia, el concepto base de la «nueva ruta de la seda»

En el 2013, China propuso establecer un nuevo orden mundial que emularía la antigua ruta de la seda y que retoma el antiguo concepto del tianxia. Se trata de la «Iniciativa de la Franja y Ruta» («Belt and Road Initiative» o BRI), un ambicioso proyecto de infraestructura que abarca 4 continentes y es 10 veces más grande que el Plan Marshall que ayudó a reconstruir Europa tras la Segunda Guerra Mundial, como señala el portal de noticias de la BBC.

El BRI, que en China es conocida solo como «Una Franja, Una Ruta», busca financiar obras de infraestructura terrestre y marítima en países de Europa, Sureste de Asia, Medio Oriente y África. A partir del 2017, China también incluyó en la lista a América Latina, con quien ha intensificado sus relaciones en las últimas décadas por diversas razones de interés: su ubicación estratégica, es una fuente de materias primas, representa un mercado para sus productos manufacturados y es una región bajo influencia estadounidense.

El BRI es una estrategia geopolítica de China de largo plazo que busca tres objetivos, detalla el experto Daniel Lemus: desarrollar la infraestructura regional, exportar los excedentes de producción de China y mejorar las relaciones comerciales entre China y el mundo. Por otro lado, el BRI buscaría probablemente fortalecer además el uso de la moneda china en la escena comercial internacional frente al dólar.

El BRI es la política internacional del actual presidente Xi Jinping y bajo el cual, los bancos y compañías chinas buscan financiar y construir carreteras, plantas de energía, puertos, trenes, redes 5G y cables de fibra óptica en todo el mundo, señala el portal CFR. Para América Latina y países en desarrollo, el BRI representa una oportunidad para mejorar su infraestructura y conectividad. 

Pero esta generosidad despierta la suspicacia y críticas de Occidente. China no solo estaría aumentando su influencia geopolítica y estratégica en la región, sino también el endeudamiento de los países beneficiados. Los bancos chinos conceden préstamos a los países en desarrollo para financiar estas obras y, en caso de no poder saldar sus deudas, la obra pasaría a control chino. Por ejemplo, Sri Lanka tuvo que entregar en concesión por 99 años su estratégico puerto de Hambantota a China por incapacidad de  pago. Aun así, el BRI es una cooperación win-win, en donde ambas partes ganan (entre comillas).

De acuerdo al portal CFR, ya son 139 los países, incluyendo a China, que a la fecha están bajo el mismo “cielo”: 39 países en Africa,  34 en  Europa y Asia Central, 25 en el Este de Asia y el Pacífico, 18 en América Latina y el Caribe, 17 en el Medio Oriente y África del Norte y 6 en el Sur de Asia. Estos 139 países representan el 40% del PBI a nivel mundial y dentro de sus fronteras, reside el 63% de la población mundial. Estratégicamente, China ha incluido a países aliados a los Estados Unidos así como a países que se alinean geopolíticamente con ella; independientemente de su nivel de ingresos. No hay duda de que el BRI encumbraría a China como potencia mundial, reviviendo así su antigua definición de «Reino del Centro». 

Para Shiu Shin Por del portal Global Asia, el concepto tianxia respeta la soberanía de los países, a diferencia de los países más poderosos de Occidente que interfieren en los asuntos internos de otros, justificándose en la defensa de los derechos humanos, la democracia o el estado de derecho. Como sostiene Juan Vejarano, a diferencia de la pax americana, la pax china que propone el tianxia se basa en el cooperativismo entre países, multilateralismo, asistencia en infraestructura y entendimiento mutuo, no en el poderío militar.

Para Zhao Tingyang, el mundo actual sigue en caos, conflictos, nula cooperación y anarquía en lugar de ser una unidad política. 

Para el mundo, el tianxia a través del BRI es una nueva forma de hacer política exterior, pero desde una visión sínica y alterno al modelo occidental, que vincula la cosmovisión china con la política actual. 

Fuentes: Yuchen Zhang “El pensamiento político del confucianismo y la construcción del régimen Tianxia-Imperio”,  Daniel Lemus-Delgado “¿China y América Latina bajo el mismo cielo? tianxia y relaciones internacionales”, Raquel Isamara León et al. “Política Exterior China: relaciones regionales y cooperación”, Juan Vejarano Rivera “La iniciativa del cinturón y la ruta de la seda (BRI): globalización incluyente como motor para la transición pacífica de China al liderazgo mundial”,  Xinhua Español, New York Times, Council on Foreign Relations (CFR), BBC, Perfil, Swissinfo, Global Asia.
Inicio | Nosotros | Legal | Politica de privacidad | Redes de Conectividad | Soporte| Diseño de Páginas Web | Contactenos |
Perú Shimpo. Copyright © 1997 - 2019
Desarrollado por Diseño Web Perú S.A.C
Este sitio está protegido por las leyes internacionales de derechos de autor y marca registrada. Todos los derechos reservados.
al usar este sitio web aceptas los terminos y condiciones a continuacion: se prohibe el uso y copia de informacion y lementos de nustro sitio web sin previo consentimiento , la territorialidad de jurisdicción a la Republica del Perú, para mas informacion vea : condiciones de uso